El Dinero en efectivo es el Rey… Larga Vida al Rey?

Finalmente las monedas digitales y los pagos electrónicos eliminarán el papel moneda y metálico que usamos como dinero? Nicole Kobie revela en este artículo por qué el efectivo aún no muere del todo

 

Usted paga por su pasaje en bus con una tarjeta, reserva una cena con amigos a través del email y todo ello sin siquiera haber pisado la agencia de su banco en años. Entonces, ¿por qué todavía tiene monedas tintineando en su bolsillo y billetes molestándole en su billetera?

¿Es acaso tiempo de eliminar el dinero en efectivo? Muchos piensan que sí. Los líderes de Nasdaq, Visa y otros han visto a los “dólares digitales” que se negocian vía blockchain – el sistema de registro digital detrás de Bitcoin – como una forma de acelerar los pagos; el Banco Central de Suecia está actualmente considerando la emisión de una moneda digital y Barbados ya tiene una versión de su Dólar basado en blockchain.

Sin embargo, Richard Goold, socio y Presidente de Tech Law en Ernst & Young, no cree que abandonaremos las monedas y el papel moneda tan rápido. “La gente ha estado prediciendo la muerte del efectivo por largo tiempo – poco más de 50 años”, señaló. “Y las tarjetas de crédito, el bitcoin (otras cryptomonedas) y sistemas de pago fintech están dando lugar a un debate cada vez mayor sobre el futuro de las monedas físicas”.

Hay dos ideas en este asunto. En primer lugar, está la moneda en sí misma, que ya no está más respalda por el oro, pero sigue siendo un token físico de valor. Y luego está el hecho de cómo la manejamos, con más y más transacciones haciendo uso de pagos electrónicos.

 

Monedas Digitales

Los argumentos para las monedas digitales son muchos: ellas pueden evitar los fraudes y son más fáciles de usar. Pero tan anticuadas como parecen, esas pequeñas piezas de metal y los rectángulos de papel también tienen sus beneficios. “El efectivo no deja trazas y es fácil de llevar y no son sólo los delincuentes y defraudadores quienes aprecian esas ventajas – el nexo psicológico de tener efectivo duro proporciona un sentido de seguridad que será difícil de romper para muchos”, dice Goold.

Gareth Lodge, analista de Celent, plantea cuestiones mayores. “Hay algunas preguntas alrededor de las monedas digitales, ¿quién las respalda y cómo tienes confianza y fé en esa moneda?” Podría ser atractivo zafarse del control del gobierno sobre el dinero, pero considere a quien le estaría entregando ese poder. “Esto lo podría llevar a una serie de cuestiones que podrían prestarse a manipulaciones” agregó Lodge.

Otros, sin embargo, están en desacuerdo. A la gente sí le gusta a seguridad de los objetos físicos, pero muchos de nosotros cambia los libros de papel por los ebooks y las cartas por los emails, señala Amos Meiri, CEO de la startup Colu. “Es lo mismo con las monedas digitales – inicialmente ellas existirán junto con el papel moneda, pero eventualmente se quedarán en tanto sus ventajas se hagan evidentes y la sociedad las demande”, señaló.

“Definitivamente vemos las monedas digitales como el futuro de los pagos”, especificó. “Para la gente podría tomar un poco de tiempo adaptarse a la idea y abandonar el concepto del papel moneda, pero desde ahora miraremos hacia atrás y reflexionaremos sobre el hecho de que alguna vez usamos algo inseguro y que no dejaba trazas como el papel moneda para registrar valor”.

Meiri argumenta que los beneficios de las monedas digitales superan sus desventajas. “Las monedas digitales, especialmente las que utilizan blockchain, proveen seguridad y visibilidad a los

procesos de pago, así como métodos sin fricción que cortan al intermediario (y los costos pagados a esas instituciones)”, señaló.

“Aparte de esto, un importante beneficio para los emisores de moneda como los gobiernos es que el uso de todas las monedas digitales reducirá enormemente el monto del dinero negro en el mercado, sobre el cual no se pagan impuestos”, Meiri agregó: “Las ventajas son tan amplias que no habrá vuelta atrás”.

 

Pagos Modernos

Aún si no cambiamos el dólar por el Bitcoin, la forma en que interactuamos con el dinero se está convirtiendo cada vez más digital. Goold destacó que “el uso del efectivo decaerá”, pero viene perdiendo importancia desde hace tiempo: el efectivo es el 45% de las transacciones, mientras que en 2005 estaba en 64%, de acuerdo con las estadísticas del operador de ATM Link.

Lodge dijo que la forma en la que movemos el dinero es tal vez más importante para los usuarios que la forma en que estructuralmente es organizado y creado. “Yo creo que hay toda suerte de oportunidades y tecnologías blockchain, particularmente donde los procesos ya son complejos, específicamente los pagos transfronterizos”, indicó. Tecnologías tales como blockchain podrían ser usadas para garantizar y rastrear pagos, haciendo más fácil gastar el dinero y enviarlo al extranjero, bien sea para comprar un servicio a una nueva compañía en Australia o para pagar el regalo de cumpleaños del sobrino que vive lejos.

El cambio en el dinero es lento, pero está ocurriendo. “Decimos que las tarjetas de débito, después del efectivo, son el método de pago más usado a nivel mundial, señaló Lodge. “Pero se trata de un éxito que tomó 40 años”. Lo mismo aplica para PayPal, Lodge indica que “98% funciona sobre los canales de pago existentes y tiene menos de 10% de cuota de mercado, incluso ahora”.

“Avanzar en este terreno requiere de mucho tiempo”, explicó. “Las aptitudes de las personas e incluso sus aspectos más prácticos hacen que esto no suceda de la noche a la mañana.

Sin embargo, sí hay espacio para lo cambios en ciertos mercados. “Yo sí creo que la banca para los no bancarizados a través de las plataformas y sistemas fintech tendrán un gran impacto en diferentes partes del mundo en la próxima década”, explicó Goold, refiriéndose a áreas del mundo donde muchas personas aún no tienen ni siquiera cuentas bancarias. “También creo que continuaremos viendo el crecimiento inexorable de las grandes empresas de tecnología cada vez con sistemas de pago, retando el status quo actual”.

Mientras los bancos solo digitales y los sistemas de pago basados en smartphones signifique que no necesitemos llevar efectivo en nuestros bolsillos por mucho tiempo, continuaremos usando la misma moneda que hemos usado hasta ahora por muchos años más, y pueden llevar esta predicción al banco. Asumiendo que usted puede recordar donde está la agencia de su banco, por supuesto.

By: Nicole Kobie
28/03/2017
Fuente: www.pcauthority.com.au