Economies without cash are becoming more common in the world

Países de Europa como Dinamarca, Suecia y Holanda promueven el uso de la banca electrónica para el pago de todos los servicios y transacciones cotidianas, con el objetivo de reducir los altos costos de impresión y traslado de billetes.

En Suecia, por ejemplo, puede pagarse el diezmo de la iglesia a través de una transacción telefónica. Los vendedores ambulantes llevan consigo lectores móviles de tarjetas de crédito para hacer las descargas y los ciudadanos pagan sus servicios de transporte, vivienda, alimentación y recreación a través de transferencias, tarjetas de crédito o débito.

Por esta vía avanza Dinamarca, país en el que los pagos en efectivo cayeron 90% desde 1990 y tiene la meta de convertirse en el primero del mundo sin la circulación billetes. Para ello, el gobierno anunció en mayo de este año la supresión del pago de efectivo en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes, reportó BBC.

Un reportaje de este mismo medio indica que en Holanda es cada vez más habitual encontrarse con comerciantes que se sorprenden o resisten al pago con billetes, considerados una herramienta del siglo pasado cuyo destino es desaparecer porque su uso limita la inclusión financiera, promueve la evasión fiscal y su impresión causa daños ambientales debido a la tala de millones de árboles cada año.

En América Latina, Ecuador comenzó en 2015 el programa Sistema de Dinero Electrónico para masificar la bancarización que ese año registraba una exclusión de 60%. Idearon una plataforma para abrir cuentas por teléfono móvil, cuyo uso, a diferencia la bancarización, llega a casi 100% de los ciudadanos ecuatorianos. Así, cada adulto puede enviar un mensaje de texto y abrir cuentas que facilitan el retiro o depósito del dinero en puntos autorizados.

En Venezuela, se masificó el acceso de los ciudadanos a los servicios bancarios, al crecer de menos de 50% en 2007 a 81% en 2015, de acuerdo a datos del Ministerio de Finanzas. Esto ha hecho cada vez más común el uso de las tarjetas de débito y crédito en los más de 400.000 puntos de venta existentes en el país.

El objetivo es lograr que el pago electrónico se extienda, teniendo en cuenta que en Venezuela el 100% de la población tiene una línea telefónica y el internet llega a 61% de los hogares.

Como incentivo para promover la banca electrónica, el Gobierno nacional anunció la reducción del 2% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para las compras electrónicas con pagos por transferencia y tarjetas de débito o crédito.

Con esta iniciativa, Venezuela se incluye en la lista de países como Corea del Sur, Canadá, Alemania, Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Bélgica, Uruguay y Francia que promueven el uso del dinero electrónico.

 

Fuente: Agencia Venezolana de Noticias
Tomado de: Payment Media
http://www.paymentmedia.com/news-2682-economiacuteas-sin-dinero-en-efectivo-se-hacen-cada-vez-maacutes-comunes-en-el-mundo.html
05 Enero 2017